header
Tercer encierro rápido con huecos entre los toros de Cebada Gago | 9/7/2018

El tercer encierro de los Sanfermines 2018 ha sido rápido con huecos entre los temibles toros de la ganadería gaditana Cebada Gago que corren muy pegados al suelo y han dejado cuatro heridos por traumatismos y contusiones. Se han visto buenas carreras pero también los mozos han sufrido caídas y pisotones.

Ha sido el primer encierro de estas fiestas con el suelo seco lo que ha permitido el encierro más rápido hasta el momento, con los astados completando el recorrido de los corrales del gas a la plaza de toros en 2 minutos y 33 segundos.

La manada ha ido estirándose a medida que transcurría la carrera, aunque cuatro toros se han mantenido con los cabestros, mientras que los dos últimos han corrido separados dando emoción al encierro.

El subdirector del Complejo Hospitalario de Navarra, Tomás Belzunegui, ha indicado que de los cuatro heridos trasladados, un norteamericano de Alaska de 30 años ha sufrido un traumatismo craneal en la calle Mercaderes tras ser arrollado por un cabestro. A pie de calle, J. S. ha perdido la consciencia por el golpe pero ha llegado consciente y su pronóstico es menos grave. Se trata de un militar estadounidense destinado en Francia, que ha pedido el alta voluntaria, según informa Fernando Macías de TVE, aunque los servicios sanitarios querían tenerlo unas horas en observación.

La segunda mujer herida en estos Sanfermines es U.S.S, una joven pamplonesa de 20 años que ha sufrido una deformidad en el brazo en el tramo de Telefónica y está leve, lo mismo que otro mozo madrileño de 21 años (A.H.J.) con un traumatismo maxilofacial también en ese punto del encierro. Por último, un vecino de Tafalla de 37 años (F.S.G.) ha sido traslado con un politraumatismo leve desde la calle Mercaderes. Todos han sido ya dados de alta.

Cebada Gago es una divisa clásica en las calles de Pamplona que este lunes llega a su trigésima participación. Los animales muestran defensas astifinas y capas de lo más diversas ya que se pueden observar desde los negros a los ensabanados pasando por salineros, sardos o colorados. Los toros de esta ganadería son cortos de manos, bajos de agujas y ligeros de peso. Los que corren esta mañana oscilan entre los 495 kilos de Muchacho o Divertido y los 545 kilos de Pesadilla.

Los matadores Octavio Chacón, Luis Bolívar y Juan del Álamo lidiarán esta tarde en la arena pamplonesa los astados que han corrido este tercer encierro.

Comparte este contenido: