header
JJ Padilla, pierde cuero cabelludo en Arevalo | 7/7/2018

El diestro jerezano Juan José Padilla sufrió el sábado una aparatosa y escalofriante cogida por el cuarto toro de la corrida que se celebró en la localidad abulense de Arévalo, el cual le arrancó parte del cuero cabelludo. Ha sido traslado esta mañana a Sevilla tras descartarse daños en la cabeza, según lo resultados del TAC al que ha sido sometido en el hospital de Ávila.

Así lo ha confirmado a Efe el hermano del diestro jerezano, el banderillero Óscar Padilla, quien ha asegurado que Juan José se encuentra bien, que ha pasado la noche “sin fiebre”, aunque sí con un drenaje en la herida y “fuertes dolores en la zona” a causa del fuerte golpe que se llevó por parte del astado de la ganadería de Garcigrande.

El ‘Ciclón de Jerez’ se pondrá a partir de ahora en manos del doctor Alberto García-Perla, especialista maxilofacial, y su médico de confianza tras el gravísimo percance sufrido en el año 2011 en Zaragoza y que le costó la pérdida del ojo izquierdo, además de otros daños importantes en la zona facial. Según las primeras informaciones que trascendieron a pie de quirófano, todo apuntaba a que la herida, pese a lo impactante, no revestía gravedad, era superficial y solamente requeriría de varios puntos de sutura.

El percance sobrevino en el tercio de banderillas. Padilla perdió pie y el animal hizo por él, propinándole una severa paliza. Una vez zafado de los pitones fue llevado a la enfermería visiblemente conmocionado.

MAS APARATOSO DE LO QUE FUE: OSCAR PADILLA.

El hermano de Padilla, Óscar Padilla, ha señalado a Efe que el diestro jerezano se encuentra “bien”. “Las imágenes son más aparatosas de lo que realmente ha sido”. “Yo estoy en Jerez y no lo he podido presenciar en primera persona, pero acabo de hablar con mi cuñada y me ha dicho que Juanjo se encuentra bien, que ha hablado con él y le ha tranquilizado. Que el percance ha sido muy aparatoso pero, gracias a Dios, parece ser que ha sido todo superficial y han quedado en un mero susto”, confesaba.

 

“Me han dicho que lleva un porrón de puntos. No sé cuántos. Pero que la cura se ha hecho con anestesia local y él ha estado consciente y tranquilo en todo momento. Ahora se lo llevan a un hospital de Ávila para que le hagan un TAC y un escáner que descarten daños mayores en la cabeza”, concluía.

El percance de Padilla recordó, por momentos, a aquel terrorífico sufrido en 2011 en Zaragoza, y que le costó la pérdida del ojo izquierdo. Por fortuna, lo de Arévalo, y a falta de las pruebas médicas a las que será sometido en las próximas horas, ha quedado en un susto.

Debido a este contratiempo el festejo quedó en un mano a mano entre Morante de la Puebla, que se ha hecho cargo del toro agresor, y Miguel Ángel Perera.

Comparte este contenido: