header
Salen a hombros Silveti y Serna en Tlaltenango. | 2/1/2018

Los toreros Diego Silveti ty Rafael Serna, salieron a hombros en Tlaltenango, Zacatecas con toros de La Consepsión, buenos para la lidia ante tres cuartos de entrada y buen clima.

Jerónimo, primer espada del cartel, ante el primero, lo toreó a la verónica con decoro, luego empezó la faena con muletazos que recordaron al toreo antiguo, con su personalidad y sello propio, ante un toro que terminó con la cara arriba, pegándole tandas por ambos lados con mucho sabor. Señaló un pinchazo, antes de la estocada, para ser ovacionado.

Ante el cuarto de la tarde, un toro de hermosas hechuras y con muchos kilos lo toreó muy bien a la verónica. David Vázquez le dio un gran puyazo, Jerónimo realizo un quite por chicuelinas antiguas siendo muy ovacionado. Con la muleta, ante un toro con mucha clase y viniéndose un poco a menos en su lidia, el diestro estuvo muy torero para dejar media estocada en buen sitio.  El toro se amorcilló, acertando al primer golpe de descabello, para ser ovacionado.

 

Diego Silveti, con su primero, un toro que desde que salió se quería comer los capotes, lo bregó con mucha torería, dándole Salomón Azpeitia, hasta tres puyazos, con la muleta el toro que parecía tener dinamita pura, Diego, sometiéndolo, y sorprendiendo por su gran entrega y pegándole tandas largas por ambos pitones, con mucha firmeza y temple, remato con molinetes muy ajustados ante el grito consagratorio de torero, torero. Dejó tres cuartos de estocada para que rodara sin puntilla el toro, cortándole una oreja y con fuerte petición de la segunda que no la concedió el juez.

Ante el quinto, un toro muy bien presentado, de capa castaña, con el capote lo toreó con verónicas muy ajustadas y media de cartel. Con la muleta Diego demostró que pasa por un momento de mucha altura, demostrando su sitio y su gran nivel haciéndole un faenón ante la locura en los tendidos, dejo un estocadón que cayó sin puntilla el burel, para cortarle las dos orejas con fuerte petición de rabo.

 

Rafael Serna, Con el capote toreo muy bien a la verónica para después de picado hacer un quite por chicuelinas. Ya con la muleta una faena aseada y con torería ante un toro que se prestó para torearlo por los dos lados dejando tres cuartos de estocada para cortar una oreja.

En el sexto otro toro muy bien presentado que lo toreo con mucho gusto a la verónica. Con la muleta el toro empezó con calidad, pero duró poco y el torero, siempre porfiando y con ganas de agradar. Entro a matar dejando tres cuartos de espada para cortarle una oreja.

Al final de festejo Diego Silveti y Rafael Serna, salieron en hombros.

 

Comparte este contenido: