header
No soy producto de la casualidad: Ernesto Javier Tapia | 9/10/2017

El sábado 7 de octubre, salía a hombros de Plaza de Toros “Conchita Cintrón” en el centro caballar los Azulejos en donde se proclamó triunfador del serial Feria Toro 2017, al cortar oreja y dos orejas. Ernesto Javier Tapia “Calita”, con este resultado logró cumplir al 10’0 % una meta fundamental.

Cumplí con el objetivo que me marque, en el momento que la empresa de fijo en mí, y anunciarme y había que dar un golpe importante por no haber toreado en la pasada temporada en la Plaza México, entonces necesitaba hacer algo que marcara la diferencia.”, dijo el llamado Calita.

“Calita”, no es producto de la casualidad, es un torero que sentó su preparación desde niño en Sevilla en donde absorbió sus primeros fundamentos técnicos-taurinos. Como novillero llegó fuerte a diversas plazas en España, y ya como matador el día de su presentación en La mMéxico, dejó sensaciones importantes, sin embargo algo paso que se quedó parado y han pasado ocho años como matador, logrando así abrirse paso a base de tumbar caña y torear a lo largo y ancho de México, en primera instancia bajo la dirección de su padre el matador en el retiro, Javier Tapia “El Cala”.

“Esto lo veo como consecuencia del trabajo, y esto no es casualidad y es bonito ver como vas logrando objetivos”, señala el torero.

“Mi camino no ha sido fácil, pero tampoco me quejo porque e he tenido ritmo, no he dejado de torear y eso es bonito cuando uno logra las cosas por méritos propios.”, recapitula un joven que ha visto la Fiesta Brava en sus altas y bajas.

“Deje buenas sensaciones en mi alternativa en México, pero me hizo falta un golpe de rotundidad y eso al paso del tiempo te pasa factura y todo pasa por algo, y creo crecido por los mismo errores que he venido cometiendo.”

Sobre el tema de La Plaza México, el torero sueña con mucha ilusión esa posibilidad de presentarse, ya que es una de las plazas obligadas como torero.

“Es el parte agua, La Plaza México, y con repercusión a nivel internacional y la empresa ya lo sabe y ayer, mi gente estuvo con el matador Mario Zulaica, y ya hay platicas y ojala triunfos como los que se dieron en Feria Toro, con ganaderías de las denominadas toristas y eso debe tener su recompensa y por la trayectoria que he hecho ya es justo, y me lo he ganado por mérito propio”.

Ernesto Javier Tapia, tiene un equipo de profesionales que le está fortaleciendo su carrera y prueba de ellos fue la llegada del Franklin Gutiérrez, quien fue moso de espadas de Enrique Ponce, José María Manzanares, y José Miguel Arroyo, y después de este tiempo el hombre a cambiado el giro y representa los destinos de los toreros como es mi caso; el maestro Germán Ureña, lleva la dirección artística y el apoyo de su padre Javier Tapia ha sido fundamental para crecer: “Sin duda ha sido un pilar fundamental para crecer y sin él esto hubiera sido m{as difícil”, señala el torero.

Con un grupo así y lo que el torero ha realizado la posibilidades de hacer algo en Europa lo emociona, y ya hay pláticas, ahora solo quedará ir concretando lo que se a hablado en España.

“Quiero confirmar en Madrid y sería más fácil abrir otras puertas, como es el mercado francés que son plazas más pequeñas pero que te pueden dar mucho siendo la plaza más chica.”

“Calita”, por lo pronto recoge los frutos de lo ya cosechado y este martes torea en Tlahuelilpa, Hidalgo, en un festival de feria; el sábado 18 de noviembre y 8 de diciembre son fechas que se han sumado a su agenda en espera de lograr más fechas para llegar puesto a la próxima temporada Grande de México.

Comparte este contenido: